El policlínico inaugurado en 2014 en el distrito de Alto Selva Alegre en Arequipa, Perú

La Asociación Pro Espíritu Santo gestiona varias policlínicas en Arequipa y Lima y se ocupa de diversos proyectos sociales.

Desde 2009, el misionero comboniano Padre Josef Schmidpeter ayuda a los pobres y enfermos en su parroquia „Espíritu Santo“ en Arequipa. Así, amplió una enfermería inicialmente pequeña hasta convertirla en las policlínicas „Espíritu Santo“, valoradas en todo el sur del Perú, y se trasladó a un edificio clínico de ocho plantas en Alto Selva Alegre en 2014. Alrededor de unos 2 500 pacientes acuden aquí cada día. Mientras tanto, se han añadido dos clínicas más: el „Palacio Viejo“ en el centro de Arequipa y el policlínico „El Agustino“ en Lima. Además, la Ascociación Pro Espíritu Santo está muy comprometida socialmente en la megalópolis de Arequipa con la Casa Albergue „Espíritu Santo“ de ancianos y enfermería y el apoyo a las casas de niños „San Tarcisio Circa“, „Nueva Esperanza“ y „Casa Verde“.

Casa Albergue „Espíritu Santo“ en Independencia, Alto Selva Alegre, Arequipa

Pero el compromiso de Schmidpeter va mucho más allá de las policlínicas. Al fin y al cabo, ya en 1980 fue a Perú y fundó la parroquia „Espíritu Santo“ en Arequipa. Hasta 1991, creó un suministro de agua potable descentralizado, hizo posible la alimentación de los niños y creó una escuela nocturna para adultos. Además, fue el mediador de la asociación escolar entre el Colegio Ludwig van Beethoven en Arequipa y el Beethoven-Gymnasium en Bonn y sigue siendo una persona de contacto muy importante para ambas escuelas.