La „Fundación Friedrich Naumann para la Libertad“ alemana organiza y financia una reunión de fuerzas de la oposición de derecha radical en un hotel lujoso en Lima para debatir la forma de expulsar al Presidente peruano Pedro Castillo. Posteriormente, la fundación es objeto de fuertes críticas, que incluyen peticiones de expulsión inmediata del Perú.